Es recomendable que, cuando vayas a realizar la instalación de calderas en Coslada, tengas claro cuál es el tipo que quieres utilizar. No todas las calderas valen para todas las viviendas, dependerá mucho del tamaño y del lugar donde vivas. También hay que tener en cuenta que las calderas eléctricas son mucho más caras que las de gas.

Tras la instalación de calderas en Coslada, estas suelen tener un termostato que regula la temperatura de tu casa y optimiza bien el calor. En el caso de que tengas un emplazamiento comunitario, el precio será más bajo y conseguirás descuentos en el combustible, pues las grandes compañías hacen ofertas especiales.

Las calderas se suelen diferenciar de los calentadores en que proporcionan agua corriente sanitaria y calefacción, aunque también existen algunas que solo suministran calefacción. Al tener esta doble función, requieren dos tubos diferentes y, sobre todo, una salida de humos. Actualmente, se emplean las de condensación, que aprovechan el calor provocado por el humo almacenado en una cámara. Estas últimas son las más eficientes en el mercado.

Los calentadores de gas suelen proveer agua caliente sanitaria. Se activan al abrir el grifo. Al principio saldrá agua fría, pero una vez que pase por un mechero o quemador se irá calentando. De esta forma, el líquido elemento solo estará caliente cuando vaya a ser usado. Siempre tiene que existir una pequeña espera y, a veces, la temperatura puede sufrir algunas oscilaciones.

Los termos eléctricos suelen ser depósitos de agua que admiten cierta cantidad, que puede ser desde diez litros hasta trescientos. Como los calentadores, solo pueden generar agua caliente sanitaria, se emplea una resistencia eléctrica para templarla, después se mantendrá la temperatura mediante un material aislante. Tienen la ventaja de que distribuyen agua a los grados demandados.

En Cold & Heat Soluciones Energeticas disponemos del mejor equipo de profesionales para la colocación de tu caldera.